Como podemos ver en el video a continuación solo hace falta un circuito con forma rectangular y varios drones de la clase 250 para pasárselo en grande. Pasadas a ras, choques en el aire y siguen corriendo como si nada.  Estos pilotos no tienen ningún tipo de aprecio por sus drones!