Durante el último año ha habido mucha desinformación, suponemos que de forma interesada, en que lo que hacíamos con nuestros miniquads 250 de carreras era ilegal, que necesitábamos tener el carnet de piloto, etc etc.

Recordamos que con nuestro estilo de multirrotor (menos de 1kg), no solemos volar a más de 50 metros de altura (y ya es demasiado…nos solemos mantener en el rango de 10 metros de altura respecto al suelo cuando hacemos carreras), nos alejamos entre 100-500m, no volamos en poblaciones y siempre tenemos a alguien observando la zona en la que volamos para evitar incidentes.

Pues bien…  La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del Ministerio de Fomento, ha publicado una serie de recomendaciones sobre el uso de los drones en actividades de ocio o recreativas, con el objetivo de concienciar a la ciudadanía de que “los drones no son juguetes, son aeronaves” y hay que utilizarlos en los espacios adecuados y respetando las medidas de seguridad.

 Nosotros llevamos tiempo dando unas recomendaciones de seguridad y uso responsable. Añadiremos la nota de AESA.

recomendaciones_uso_drones_ludico

Imagen oficial de AESA

 http://www.seguridadaerea.gob.es/media/4427085/recomendaciones_uso_drones.pdf

La Agencia recuerda que el uso de un dron como hobby o vuelo recreativo no necesita habilitación de AESA, pero sí debe cumplir las normas de seguridad. En ese sentido, la Agencia destaca que no se pueden volar drones en zonas urbanas y tampoco sobre aglomeraciones de personas, es decir, no se pueden volar drones en parques, playas, conciertos, bodas, manifestaciones, procesiones, etc.

Además, tampoco se pueden usar de noche, ni cerca de aeropuertos, aeródromos, helipuertos o donde se realicen vuelos con otras aeronaves a baja altura, como las zonas de parapente, ultraligeros, paracaidismo, etc.

También hay que tener en cuenta que la normativa europea establece que ninguna aeronave podrá conducirse negligente o temerariamente de modo que ponga en peligro la vida o propiedad ajenas.

La Agencia también destaca que aunque para usar un dron de forma lúdica no es necesario ser piloto, sí se debe saber volar con seguridad, porque además de que no se puede poner en peligro a las personas en tierra y a otras aeronaves, los daños que cause el dron son responsabilidad de quien lo maneja.

Finalmente, AESA recuerda que el uso imprudente de un dron puede tener consecuencias para otras personas y a la persona que pilote el dron de forma indebida se le pueden imponer multas de hasta 225.000 euros.

¡Así que ya sabéis! Mientras respetéis las normas / medidas de seguridad y tengáis 2 dedos de frente no tendréis problemas para volar. Iros lejos de la civilización o a un club de aeromodelismo, lejos de aeropuertos, aseguraros que no haya nadie cerca del trazado y disfrutad del hobby echando unas carreras con vuestros amigos  😀

Fuente: http://www.seguridadaerea.gob.es/lang_castellano/noticias_revista/noticias/recomendaciones_drones_act_ludicas.aspx